Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Hit enter after type your search item
Home / Ciudad / No se debe alimentar a cocodrilos en estado salvaje

No se debe alimentar a cocodrilos en estado salvaje

/
img

Reporteros Vallarta en Línea / Noticias Vallarta

Puerto Vallarta

Hay varios ríos, lagunas y esteros alrededor de la costa del Pacifico mexicano y otras latitudes del país, en donde las personas acostumbran alimentar a los cocodrilos que ahí habitan, casi siempre a manera de entretenimiento y espectáculo.

Y es que ver devorar carne y agitar el agua con rápidos movimientos, sin duda puede resultar en lo más cercano a la experiencia de admirar a un dinosaurio alimentarse.

Sin embargo, el alimentar cocodrilos en su hábitat natural es un error muy grande, y cualquier biólogo que se respete a sí mismo y a la fauna dirá que eso no debe ocurrir… NUNCA.

La razón es muy sencilla. Cuando durante varios años los humanos alimentan a los cocodrilos en su hábitat natural, estos reptiles le pierden cualquier distancia y miedo a la presencia humana.

Situación que les crea un instinto natural de acercarse a una persona cuando la ven, pensando que van a recibir un trozo de carne. Pero, si esto no ocurre, ello puede resultar en un ataque al individuo. Y aquí es cuando ocurre la tragedia.

Un sitio en el que desafortunadamente ocurre esta situación, es en Michoacán, donde hay varios puentes vehiculares sobre playas y ríos llenos de cocodrilos, y la gente los alimenta.

Como resultado, no sólo proliferan mucho, sino que hay ataques a humanos de manera más frecuente y también se habla de grupos criminales que usan estos lugares para deshacerse de sus víctimas.

En Puerto Vallarta, esto ocurría antes en el estero Boca Negra, junto al río Ameca, y por eso unos 20 cocodrilos viven encerrados por una malla ciclónica en este lugar, una pequeña reserva de facto, pues la gente aún les da trozos de carne.

Si salieran libres, podrían atacar humanos en playas y sitios de encuentro, ya que por muchos años en este lugar hubo espectáculos clandestinos de alimentación a los cocodrilos.

Es por eso que en sitios como la Marina, no se les debe arrojar comida, para no asocien a la presencia humana con comida y por tanto su cercanía no sea peligrosa. Un cocodrilo siempre debe cazar su comida.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :