Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Hit enter after type your search item
Home / Ciudad / Luces rojas por abuso sexual a menores en VALLARTA: empresarios

Luces rojas por abuso sexual a menores en VALLARTA: empresarios

/
img

Como parte del Programa Social “Vías” de la Asociación de Empresarios AEBBA en conjunto con el Observatorio Integral de la Región Turística (OIT), se da a conocer un primer diagnóstico sobre el Abuso Sexual en contra de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) en la Zona Metropolitana Interestatal de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas.

Con base en los diferentes resultados obtenidos durante cuatro años de estudios en el Observatorio Integral de la Región Turística de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas (OIT), sobresalen dos temas que están íntimamente relacionados en esta Zona Metropolitana Interestatal entre Jalisco y Nayarit. 

Por un lado, la existencia de una importante fuente de empleo en el turismo que coloca a la mujer a la vanguardia de los trabajos turísticos, lo cual es muy importante en esta etapa de búsqueda de equidad de género. El otro tema relacionado es una serie de “luces rojas” referidas al abuso sexual en infantes, de varias maneras y por muy diferentes actores.

El Presidente de AEBBA, el Dr. Jorge A. Villanueva Hernández, planteó al Observatorio Integral Turístico asumir el reto de un estudio preliminar, para posicionarse en el tema y luego profundizar en acciones concretas.

Para ello se invitó a una importante organización social que lleva años trabajando el tema (Fundación PAS) y ellos vinieron a Puerto Vallarta y plantearon sus estrategias probadas y sus resultados, lo cual sirvió para organizar el estudio.

El OIT encomendó a uno de sus investigadores, la Dra. Sandra Zepeda Hernández para organizar y aplicar, con el apoyo de estudiantes de los dos Tecnológicos en Bahía de Banderas y en Puerto Vallarta, así como con el Centro Universitario de la Costa de la Universidad de Guadalajara, los cuales integraron un equipo interesante en un momento complicado debido a los contagios del Covid-19, el cual sirvió para recuperar información en el sitio y otra por Internet. Combinados esos datos con las cifras oficiales llevaron a un primer diagnóstico preliminar, pues no se obtuvo total apoyo de las autoridades correspondientes en Nayarit, debido a la situación electoral y los problemas legales que anteceden al sector judicial en el Estado. 

LIMITACIONES LEGALES

Con el estudio se determinó que los problemas detrás de estos delitos son complejos por muchos motivos, desde los autores, muchas veces parientes directos y la propia estructura legal del país, que hace de cada Estado una entidad con leyes particulares para ciertos temas como éste y ello puede incidir en la dificultad en la aplicación de la ley, que da lugar a la impunidad, algo característico en el derecho penal.

Si bien en México existen 33 Códigos Penales (estatales), esto solo genera multiplicidad de delitos no homologados y que además carecen de un enfoque de niñez, como es el caso de la Zona Metropolitana Interestatal de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas.

Respecto al Estado de Jalisco, en el Capítulo VII de su Código Penal está tipificado el Abuso Sexual Infantil, mientras que en el Estado de Nayarit solo se considera como agravante el delito de violación, específicamente a lo que refiere el Capítulo III en los artículos 294 y 295. Esta disparidad entre ambas Entidades Federativas, con una Zona Metropolitana Interestatal, dificulta la obtención de estadísticas comparativas entre lo que sucede en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

Según informa la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), antes del confinamiento por el Covid-19, México ocupaba el primer lugar en abuso sexual infantil con 5.4 millones de casos por año. Aunado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha señalado que, durante la pandemia, en el país se registró un incremento del 117 por ciento en la actividad de pornografía infantil, así como un aumento en la comercialización o prostitución de niños y niñas.

Coinciden los investigadores del OIT que el tema es complejo para su aplicabilidad, pues se vive en una realidad interestatal, con diferentes castigos para estos delitos, que son más intensivos en zonas turísticas, dado que la imagen del destino es un factor fundamental para su promoción y más en el momento actual de la pandemia.

ESTE DELITO EN EL TERRITORIO METROPOLITANO

Parte de la información proporcionada por la Fiscalía General del Estado de Jalisco, revela que en la entidad se registraron 2 mil 255 víctimas de Abuso Sexual Infantil durante el 2020, de las cuales el 86 por ciento fueron niñas y el 14 por ciento niños. Ese mismo año se tuvieron 332 casos menos en relación a los registrados en el 2019, esto significó una disminución del 12 por ciento.

La tasa de incidencia estimada en Jalisco para el año 2020 fue de 27 víctimas de Abuso Sexual Infantil por cada 100 mil habitantes. Cuando el INEGI, en su Censo 2020, indica que el grupo poblacional de menores de edad es de alrededor del 30 por ciento del total en la ciudad de Puerto Vallarta, un número superior al registrado en el municipio Bahía de Banderas, donde los niños, niñas y adolescentes representan alrededor del 18 por ciento del total poblacional.

Con respecto a la edad de las víctimas se da una tendencia al grupo de mayor vulnerabilidad que son de niños o niñas a jóvenes que van de los 10 a los 17 años. En este diagnóstico, se referenciaron en los resultados del Programa “Vías” AEBBA-OIT, que para el 2019-2020, se identificaron un promedio semanal de 46 casos de abuso sexual en Jalisco, lo que da una media diaria de 6.5 casos.

Lo que llama la atención es que la zona metropolitana tiene diferentes resultados por municipios, así en el municipio de Puerto Vallarta, el periodo 2019-2020 se pasó de 116 a 114 casos, algo que tiene un “justificativo” que sería el mayor control por la pandemia. En el municipio de Bahía de Banderas, por oposición, creció en el mismo periodo de 44 a 59 casos, un 34 por ciento que podría ser a consecuencia de menos controles sociales.

En la revisión de los expedientes de los DIF municipales en ambas Entidades Federativas, el promedio es de tres casos de abuso sexual infantil, donde aparentemente el menos afectado fue el grupo de niñas.

GRUPOS VULNERABLES

Existe una coincidencia entre la información proporcionada del DIF Municipal de Puerto Vallarta y la Fiscalía General del Estado de Jalisco, lo que sugiere que las víctimas pueden presentar directamente la denuncia ante el Ministerio Público.

Esto no sucede en Bahía de Banderas, pues los datos de las víctimas de agresión sexual en los archivos del DIF Municipal, están por arriba de los datos oficiales que proporciona la Fiscalía General del Estado de Nayarit, inclusive al considerar violación de una persona de cualquier edad y no solo el agravante, lo cual deja interrogantes de la realidad que se vive en dicho municipio.

El mayor grado de incidencia por delito de violación en Bahía de Banderas se registra en la jurisdicción de la Agencia del Ministerio Público de Valle de Banderas, asociado al crecimiento demográfico exponencial en los fraccionamientos y multifamiliares en la última década.

La tasa de incidencia de Abuso Sexual Infantil en Puerto Vallarta es de 5 por cada 10 mil habitantes. Desde una perspectiva municipal y por grupo poblacional, se estima una tasa de incidencia de un caso por cada 600 menores y uno por cada 700 niños, niñas y adolescentes en Bahía de Banderas.

Estos datos preliminares marcan un rumbo en un tema que se está imponiendo en la sociedad, luego de una etapa de muchos casos que pusieron el nombre del destino a nivel internacional sobre este problema.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :