Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Hit enter after type your search item
Home / Puerto Vallarta / El “abismo asesino” que succiona buzos en Puerto Vallarta. Más de 1 kilómetro profundo

El “abismo asesino” que succiona buzos en Puerto Vallarta. Más de 1 kilómetro profundo

/
img

El “abismo asesino” que succiona buzos en Puerto Vallarta es todo un misterio, conocido más como “Cañón del diablo”.

Reporteros Vallarta Opina en Línea

Puerto Vallarta

Este sábado 28 de noviembre se cumplieron 13 años de la tragedia en la que fallecieron dos elementos de Protección Civil y Bomberos de Puerto Vallarta, perdidos en el mar.

Ambos servidores públicos estaban en prácticas de buceo frente a Los Arcos de Misnaloya, pero tras su inmersión, no volvieron a salir nunca.

Sus restos jamás fueron encontrados, pese a una exhaustiva búsqueda. La Dirección Municipal de Protección Civil conmemoró con una ofrenda floral su pérdida.

IMG 20201128 203126 - El "abismo asesino" que succiona buzos en Puerto Vallarta. Más de 1 kilómetro profundo
El “abismo asesino” que succiona buzos en Puerto Vallarta cobró la víctima de dos buzos de esta localidad en 2007

Pero hay una buena razón para entender cómo dos buzos pueden desaparecer sin dejar rastro en una zona tan conocida.

Pocos quizás aún conocen de la existencia del “abismo asesino” que succiona buzos en Puerto Vallarta.

Y es que a unas cuantas decenas de metros de Los Arcos de Misnaloya, donde la profundidad now xcede los 12 metros para bucear y explorar la vida marina, se encuentra otro lugar.

Una pendiente cuesta abajo, que incrementa su profundidad hasta los 40 metros. Aquí solo buzos de la mayor experiencia puede bajar.

Porque pasando esta zona, está un gigantesco precipicio cuya profundos está calculada en más de mil metros. Su nombre, es el “Cañón del diablo”.

Nadie a ciencia cierta lo ha explorado con detenimiento, ni se conocen los detalles geográficos de su existencia.

Solamente se sabe que es un enorme huevo en la bahía, que llega hasta la mitad de la misma, frente a kilómetros adelante en la Zona Hotelera.

Y posee peligrosas corrientes marinas que succionan objetos y buzos, si éstos no tienen cuidado. En dos décadas, al menos 6 personas han desaparecido aquí.

En noviembre del 2007, los dos buzos de Protección Civil y un reportero de Televisa bajaron a filmar la zona de entre 25 y 40 metros de profundidad. No se supo jamás que ocurrió, pero no volvieron a emerger.

En mayo del 2015, una avioneta de paracaidismo cayó al mar, en aguas donde se sitúa este agujero. Una turista extranjera y una mexicana se perdieron con la aeronave en lo profundo.

Y en febrero del 2018, una turista canadiense tomaba lecciones de buceo en esta zona. Se sabe que realizó una inmersión posterior a una guiada, y de esa ya no volvió.

Muchos comentan que las ballenas que visitan la bahía utilizan mucho esta zona de profundidad para moverse libremente.

Al final, es un misterio que guardan celosamente las aguas de la bahía. En este sitio, cabe sumergido el edificio más alto del mundo y aún sobra espacio.

Hasta la fecha, nadie sabe realmente qué misterios entraña el Cañón del Diablo. Lo mejor, será seguir teniendo cuidado.

En memoria de aquellos que nunca volvieron a ver a sus seres queridos tras sumergirse en esta zona de la bahía. Descansen en paz.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :